Transcripción, La Voz del Interior, Agosto 2008


Logo Instituto Privado de Radioterapia Oncológica

La auténtica radioterapia por intensidad modulada en Córdoba


El IPRO invirtió 3 millones de dólares para instalar un acelerador Primus IMRT

En la medicina moderna, particularmente en lo que hace a la oncología, los mejores resultados se obtienen a través de la alta capacitación de los profesionales médicos y la utilización de los más novedosos avances que brinda la moderna tecnología.

En ese sentido, Córdoba tiene el orgullo de contar con el Instituto Privado de Radioterapia Oncológica (IPRO), con la aparatología más avanzada del país en materia de radioterapia por intensidad modulada (IMRT).

Con una inversión de tres millones de dólares, IPRO ha construido un edificio para instalar un acelerador Primus IMRT con colimador multiláminas, especialmente fabricado para radioterapia por intensidad modulada, el que permite modular la intensidad de la radiación en forma automática.


Aplicación clínica de IMRT

La directora médica de IPRO, doctora Silvia Zunino, explica que "la radioterapia de intensidad modulada implica un concepto nuevo: irradiar tumores con mínimo daño al tejido sano y con diferentes niveles de dosis, en el mismo volumen irradiado".

Esta técnica –precisa- permite irradiar un tumor pegado o cercano, por ejemplo, al nervio óptico sin dejar ciego al paciente, o cercano al oído, sin provocar sordera, ya que la irradiación puede formar una curva y evitar el nervio óptico y el oído."

Por esa razón, la IMRT está indicada en tumores ubicados en la boca o garganta, porque se puede evitar la falta definitiva de la saliva y la irradiación de partes del cerebro.

La doctora Zunino indica que "la IMRT puede curar más cánceres de próstata, porque es posible dar altas dosis de radiación focalizada en las glándula prostática y/o parte de la misma, donde se individualiza mayor masa tumoral, con protección máxima del recto, vejiga, cabezas femorales y tejidos eréctiles. Así, se puede lograr la cura de más pacientes con mejor calidad de vida", afirma.


El trabajo con IMRT

Lo interesante de esta técnica oncológica es la forma en que el equipo de profesionales desarrolla el trabajo de IMRT.

La doctora Zunino lo explica:

- Después de todo el proceso de simulación y traslado de imágenes al planificador inverso, el médico radioncólogo dibuja en el planificador el volumen del tumor, de los tejidos que pueden tener células malignas y los márgenes que considera necesarios para irradiar con seguridad y suficiente protección. Con esa información, decide qué dosis va a recibir cada uno de esos sectores del tumor y cada uno de los órganos con riesgo de daño.

- El físico médico, con sus conocimientos de matemáticas y física nuclear, hace toda la planificación de intensidad modulada, en el planificador inverso, y logra distribuir dosis en cada volumen dibujado por el médico. El físico médico, además, hace todo el control de calidad del tratamiento y de los equipos para asegurar el funcionamiento exacto.

- Los dosimetristas colaboran con todo este procedimiento.

- Los técnicos radioterapeutas irradian todos los días a cada paciente, aplicando el plan realizado por médicos y físicos y cuidando el uso de accesorios y el posicionamiento diario en la camilla del acelerador.

- El acto de irradiar es totalmente automático, controlado por computadoras e independiente del factor error humano.

Acelerador Primus del IPRO. Arriba a la izquierda la imagen en pantalla del programa, abajo, el colimador.


Los profesionales

El IPRO cuenta con siete médico radioncólogos (y cuatro residentes); tres físicos médicos (y tres residentes) y siete dosimetristas y técnicos con experiencia en técnicas tridimensionales y en IMRT.

Este equipo, bajo la dirección de la doctora Zunino, tiene más de 10 años de experiencia en el manejo de tecnologías de radioterapia conformada tridimensional.

Cabe destacar que el jefe de físicos médicos, el licenciado Daniel Venencia, estuvo a cargo del desarrollo de IMRT en la Pontificia Universidad Católica de Chile, desde 2001 hasta 2007, periodo en que realizó más de mil planificaciones de IMRT y más de un centenar de planificaciones de radiocirugía.

Los equipos

La tecnología de IMRT está conformada por varios equipos comunicados entre sí por medio de computadoras.

Acelerador lineal Primus de alta energía: Preparado para modular o controlar la intensidad de la radiación por medio del colimador, compuesto por 82 láminas que se mueven en forma automática para dar la forma al tumor y para permitir la regulación de la intensidad del rayo que llega a cada parte del tumor o tejido sano.

Tomógrafo computado instalado en IPRO, para el procedimiento de simulación que permite planificar IMRT y resimulaciones para adaptar la radioterapia a los cambios de posición y tamaño del tumor que se producen durante el tiempo total de radioterapia.

Planificador inverso: una computadora con un sistema informático complejo, especialmente creado para IMRT, al cual se transportan las imágenes de la tomografía que a la vez se pueden fusionar con otras imágenes como resonancia o PET. Así, se dibujan el tumor y los órganos cercanos con riesgo de daño por la radiación y todos los tejidos sanos que se quieren medir o proteger. El resultado, es un plan de irradiación en el cual, por medio de colores, números y gráficos, se ve cómo se distribuye la dosis de irradiación tanto en el tumor como en los tejidos sanos.

Dosímetros y fantomas, para control de calidad de todo el procedimiento.

Camilla, de posición y altura variables, con capacidad para 250 kg. de peso, donde se ubica el paciente.

Accesorios de inmovilización, para cada localización tumoral.

Transcripción, La Voz del Interior, Agosto 2008.

Logo Instituto Privado de Radioterapia Oncológica
Volver a Sala de Prensa