(Transcripción, Día a Día, Diciembre 2009)
INSTITUTO DE RADIOTERAPIA / PROYECTO ZUNINO

La más moderna tecnología para radiocirugía

Córdoba cuenta con el más moderno equipo de radiocirugía y radioterapia estereotáxica fraccionada del país. La nueva tecnología permite eliminar lesiones con radiaciones ionizantes, imitando una cirugía, sin efectos colaterales en el tejido nervioso sano.


Logo Instituto Privado de Radioterapia Oncológica

La radiocirugía moderna requiere equipamiento con tecnología de punta. Por ese motivo, el Instituto de Radioterapia adquirió un nuevo Acelerador Lineal Primus Siemens, con un sistema de colimación micro multiláminas, con 80 láminas de 2,5mm de ancho, dedicado a radiocirugía de lesiones intracerebrales. Se trata del segundo acelerador Primus nuevo adquirido en el término de dos años, en 2007 para IMRT y ahora para radiocirugía.
Este sistema funciona en forma automática, ajustándose al tamaño y forma de la lesión que se desea tratar y permite la protección total del tejido sano que lo rodea.
Además, el Instituto adquirió el sistema más moderno del mundo de planificación y fijación estereotáxica (precisión de localización submilimétrica), marca BrainLAB. Todo este sistema tecnológico permitirá tratar tumores malignos y benignos y otras lesiones no tumorales, como malformaciones arteriovenosas y trastornos funcionales.
Lo más importante de la radioterapia estereotáxica, es que permite tratar lesiones muy próximas o adheridas a estructuras sanas o áreas elocuentes, sin producir daño en el tejido sano. Por ejemplo un tumor adyacente al nervio óptico o al auditivo, se puede irradiar con radiocirugía e intensidad modulada estereotáxica y evitar ceguera o sordera. Si un tumor o una malformación arteriovenosa, están ubicados cerca del tronco cerebral lóbulo temporal, se puede irradiar con esta tecnología sin dejar ningún tipo de daño neurológico permanente.
La nueva tecnología de radiocirugía y radioterapia estereotáxica, hará posible el tratamiento de tumores u otras lesiones cerebrales que no se pueden operar porque están ubicadas en zonas que se dañarían en forma permanente e irreversible, por la resección quirúrgica. El Instituto tiene como objetivo hacer accesible esta tecnología a la mayor parte de la población.
Foto del Acelerador lineal Primus Siemens con colimador multiláminas. (IPRO)
Acelerador lineal Primus Siemens con colimador multiláminas. El más moderno del país.

HISTORIA y FILOSOFIA

La doctora Silvia Zunino, titular del Instituto de Radioterapia – Fundación Marie Curie, resume la historia y filosofía institucional: “El proyecto Zunino comenzó en Córdoba hace 30 años, con una planificación progresiva y sostenida del desarrollo de la radioterapia oncológica en la Argentina. El objetivo principal fue posicionar a la radioterapia de Córdoba a nivel internacional. Para lograrlo, desafiamos la constante inestabilidad social y económica del país y decidimos el camino, sin retorno, de la inversión en tecnológica de punta en el campo de la radioterapia oncológica”.
Indica, además, que “paralelamente, en aquellos primeros tempos se advirtió la necesidad de formar recursos humanos en las diferentes disciplinas de la radioncología. Para este fin y con el objetivo futuro de estimular la educación continua en la especialidad, el Instituto Privado de Radioterapia creó la Fundación Marie Curie”.
A través de la Fundación, “desde sus comienzos hasta la actualidad, se formaron numerosos médicos radioncólogos, físicos médicos y técnicos radioterapeutas. También se entrenaron otros profesionales que integran el equipo asistencial, docente y de investigación”, recuerda.
“Siempre se cultivaron las buenas y perdurables relaciones internacionales –asevera-, lo que actualmente hace posible un permanente intercambio con los principales hospitales oncológicos del mundo. De esta manera, nuestros radioncólogos y físicos médicos, pueden completar o actualizar su entrenamiento en esos centros líderes en radioterapia oncológica”.
La Dra. Zunino explica: “El crecimiento institucional fue tan grande, que promovió el nacimiento de la tercera institución: el Instituto Privado de Radioterapia Oncológica. De esta manera, coexisten tres instituciones aliadas para el progreso científico y tecnológico de la radioterapia”.
Foto del moderno y funcional edificio del Instituto Privado de Radioterapia Oncológica.
El moderno y funcional edificio, donde fue instalado el nuevo equipamiento.

LAS PERSONAS DEL PROYECTO

La especialista afirma que “el respeto a la persona humana es el axioma vivo de este proyecto”. Por ello, señala: “La selección de las personas que trabajan en las tres instituciones aliadas, se hizo siempre en base a idiosincrasia, voluntad de servicio y capacidad para cumplir con las necesidades del paciente”.
Con la intención de mejorar el procedimiento de atención médica y administrativa, la institución ha desarrollado programas de garantía de calidad, que han posibilitado la evolución y cambios importantes en el resultado final de todos los procedimientos internos y externos. Estos procedimientos fueron certificados por normas internacionales de calidad ISO 9001-2000.
De acuerdo al método de la norma ISO, los pacientes manifiestan su grado de conformidad o sugieren cambios a través de encuestas elaboradas por auditoría externa. Los resultados de las sucesivas encuestas se aplican para mejorar la calidad de atención.
Foto del sistema BrainLAB (IPRO).
BrainLAB, equipo de última generación que permite la localización submilimétrica de la lesión a tratar.

EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO

Para asegurar la calidad del tratamiento con esta avanzada tecnología, el equipo profesional de radiocirugía y radioterapia estereotáxica está integrado por un radioncólogos, neurocirujano y físico médico. La radiocirugía típicamente se hace en una sola sesión usando marco rígido de inmovilización estereotáxica. La radioterapia fraccionada estereotáxica, se hace en varias sesiones con máscara estereotáxica.
Cada técnica tiene su indicación precisa, la cual se analiza en el grupo de trabajo.
Foto del sistema BrainScan (IPRO).
El BrainScan muestra la localización de una lesión intracerebral.

(Transcripción, Día a Día, Diciembre 2009)

Logo Instituto Privado de Radioterapia Oncológica
Volver a Sala de Prensa